¿Qué es el síndrome de boca ardiente?

El término empleado para referirse a la sensación de ardor / quemazón de la cavidad oral, sin una causa desencadenante obvia es «Síndrome de boca ardiente».

 
Esta sensación de quemazón dolorosa, que no responde a un estímulo desencadenante, puede darse en cualquier emplazamiento de la cavidad oral incluidos los labios, pudiendo afectar a toda la cavidad al completo o a una o varias partes delimitadas, esto último más inusual. Este mal puede tener fluctuaciones en cuanto a la percepción por parte del paciente, ya que este puede perdurar todo el día con igual constancia en cuanto a la intensidad de percepción, o variar siendo menos sintomático a primeras oras de día acentuándose a medida que pasan las horas.
 
Tiene un curso evolutivo variable, pudiendo ir desde semanas a incluso años, siendo muy rara su desaparición espontánea. La sensación es muy desagradable porque el paciente puede llegar a percibir que se está «quemando» la boca sin que esto este sucediendo realmente.
El principal problema radica en el desconocimiento de la causa, lo cual dificulta mucho la tarea de solución y tratamiento de la patología, así como la ausencia de cambios físicos orales perceptivos a las exploraciones.
 
Existen factores de riesgo como:
  1. Ser mujer y estar en periodo menopaúsico o postmenopáusico.
  2. ser mayor a 50 años, haber tenido enfermedades o procedimientos dentales recientes,
  3. tener reflujo gastro esofágico,
  4. ser fumador o consumidos de alcohol…
Además esto, puede generar muchas complicaciones en la vida cotidiana. Normalmente genera dificultad para conciliar el sueño, dificultad para comer y sensación de depresión y desasosiego.
Los síntomas característicos de esta patología son:
  1. Sensación de ardor con dolor y quemazón.
  2. Sensación de cambios gustativos, aumento de sabor metálico o amargo.
  3. Pérdida de gusto.
  4. Sensación de sequedad oral y sed constante.
Atendiendo a la causa podemos definir dos tipos de síndrome de boca ardiente, el primario y el secundario:
Síndrome de boca ardiente primario: es aquel en el que no se identifican cambios en los tejidos, es de carácter idiopático.  Suele estar relacionado con alteraciones de nervios sensitivos periféricos o centrales.
Síndrome de boca ardiente secundario: se da como resultado de otra patología o situación primaria que padece el paciente. En este caso los pacientes tienen padecimientos tales como: xerostomía, infecciones fúngicas, trastornos inflamatorios. También liquen plano, déficits nutricionales, alergias, prótesis dental, trastornos endocrinos como diabetes. Además de dan factores psicológicos como estrés o ansiedad, hábitos orales inadecuados como mordisqueo lingual, consumo de fármacos xerostomizantes…
 
Como citábamos anteriormente, la resolución de esta patología es compleja. En muchos casos no puede lograrse, de manera que las medidas a adoptar frente a la misma son de carácter preventivo. Entre estas se encuentra evitar el consumo de irritantes, como tabaco y alcohol. Además hay que eliminar las bebidas carbonatadas y comidas ácidas y picantes.
 

En algunos casos se recomiendan geles lubricantes que eviten la xerostomía y humidifiquen el medio. Esto hace que sea más llevadero, además de la eliminación de todos aquellos factores predisponentes.

 
Si estas siendo víctima de esta desagradable sensación, acude a Cora Odontología donde estaremos encantados de ayudarte y orientarte ante esta situación.
 
CONTACTA CON NOSOTROS:

Leer más

Cirugía de implantes

En el caso extremo de la pérdida de piezas dentarias, contamos con la PRÓTESIS DENTAL, que es la reposición de los dientes ausentes de manera removible o fija, pudiendo completarlo con la IMPLANTOLOGÍA, que es la reposición de las raíces para colocar sobre estos implantes las nuevas dentaduras.

Técnicas modernas, seguras y prácticamente sin dolor.

Leer más

MORDERSE LAS UÑAS PUEDE AFECTAR A LOS DIENTES

Se conoce como onicofagia, al hábito de morderse las uñas.

Este se desarrolla durante la infancia en la mayoría de los casos, afectando a un 45% de la población infantil. Puede llegar a mantenerse hasta la edad adulta, siendo la población que mantiene este hábito un 10%.

Se trata de un hábito de carácter nervioso, que además de afectar a las manos y uñas generando infecciones y heridas reiteradas. Este puede afectar a otras partes del cuerpo como es el caso de la boca y de los dientes.

Existe una clara relación entre la onicofagia y el deterioro de los dientes, siendo el grupo más afecto el de los incisivos, ya que es con estas piezas con las que principalmente hacemos la acción de morder.
Los daños más frecuentes encontrados en los dientes son:

– Melladuras de los bordes incisales.
– Pérdida de restauraciones.
– Fracturas o fisuras dentales.
– En casos más graves apiñamiento dental o erupción de dientes en malas posiciones. Esto se debe al continuo mordisqueo que genera presión alterando la posición o trayectoria eruptiva.
– Debilidad del esmalte dental, por microtraumatismos acontecido en la fase de mordisqueo.
– Alteraciones en la posición mandibular, acontecida por adelantamiento mandibular par al hacer una pinza dental efectiva a la hora de morderse las uñas. Esto puede generar dolor mandibular, ruido articular o alteraciones meniscales.
– Halitosis causada por la inhalación o paso de bacterias que se encuentran en las uñas a la cavidad oral. Con ello se genera mal aliento, o alteraciones de la flora oral normal.
– Aparición de aftas, úlceras por laceración de las mucosas o labios durante el acto de mordisqueo.
– Aparición de herpes u otras infecciones periorales, por llevarse constantemente las manos sucias a la boca.

Si desconocías todos los problemas que puedes tener por este hábito, y ahora ya los conoces, ¡es hora de que lo dejes!.
Puedes comenzar adoptando hábitos que faciliten dejar el mordisqueo de las uñas, asi como acudir a tu médico para que te facilite algún técnica o fármaco si lo necesitas.

En cuanto a los cuidados orales, desde Cora Odontología te invitamos a que acudas a nuestras clínicas para que puedas hacerte una revisión, y tomes todas las medidas que sean necesarias para que tu sonrisa no se vea afectada, acude ya a nuestras clínicas.

Leer más

EXFOLIACIÓN O RECAMBIO DENTAL

Seguro que muchos de ustedes están teniendo visitas de Ratón Pérez en casa a consecuencia del recambio de la dentición de leche del niño por la definitiva del adulto.

Para aclarar tus dudas a cerca de este proceso te damos algunas pautas orientativas. En Cora Odontología también recibimos con frecuencia la visita de este carismático Ratoncito.
La aparición de los dientes en la boca de un niño comienza aproximadamente a los tres meses de vida.
Esto puede variar de un individuo a otro, pudiendo ser más precoz para algunos, y más tardía para otros.El proceso de recambio de la dentición decidua por la permanente comienza en torno a los 6 años de edad con la aparición de los primeros molares definitivos. Hasta la edad de los 12 a 14 años se va dando un recambio sucesivo de las piezas dentales. En este periodo existe una convivencia de los dientes deciduos con los definitivos en la boca dando como resultado la conocida como dentición mixta.

En algunas ocasiones los dientes nuevos aparecen torcidos en la boca. Esto normalmente suele corregirse cuando se produce el desarrollo del hueso maxilar al completo. En caso de que la corrección no sea del todo la esperada es necesario acudir al odontólogo para que este evalúe la necesidad de tratamiento ortodóntico correctivo. Así mismo es aconsejable no acelerar el proceso de recambio ya que podemos provocar una alteración de los espacios orales o dentales lógicos. Esto complicaría más la adecuada alineación y oclusión en un futuro, así como daños irreparables en el propio diente definitivo.

Desde Cora Odontología esperamos que esta aclaración en cuanto al recambio dental te oriente un poco y despeje tus dudas. Aún así, si sigues teniendo alguna pregunta puedes acercarte a cualquiera de nuestras clínicas donde estaremos encantados de ayudarte.

Leer más

Día mundial del cáncer 2020

Desde Cora Odontología nos sumamos a la lucha contra esta enfermedad, apostando por llevar un estilo de vida saludable como principal medida a nuestro alcance para su prevención, evitando la comida «basura», el excesivo consumo de alcohol y tabaco, así como la inactividad física.

Según la Organización Mundial de la Salud, aproximadamente 30% de los casos de cáncer pueden curarse si se detectan temprano y se tratan adecuadamente.

Por ello, es primordial que ante cualquier síntoma acudas de inmediato a tu médico.

Leer más

La epilepsia y los problemas odontológicos

Son muchas las personas que padecen epilepsia, así como todo el conjunto de problemas, en este caso orales, devenidos de este mal, por las terapias farmacológicas utilizadas para combatirlo.

Esta circunstancia hace que los pacientes con Epilepsia tengan condiciones especiales que requieren de un tratamiento y abordaje odontológico concreto. Depende del conocimiento y manejo del profesional, el cual ha de estar bien capacitado para evitar complicaciones durante las sesiones clínicas.

Se debe prestar importancia a la historia clínica, recabar bien la información y realizar interconsulta con neurólogo si fuera necesario.

Además se deben posponer las sesiones clínicas a los periodos de estabilidad, lejos de las crisis epilépticas.

Los principales problemas orales son:

– La aparición de caries por deficiencia en la higiene normal dado que no pueden higienizarse bajo la encía.
– Infecciones de todo tipo, periodontales y dentales.
– Problemas deglutorios.
– Problemas fonadores.
– Halitosis…

En estos casos la solución pasa por la remisión al neurólogo para ver si es posible ajustar el tratamiento farmacológico por otro. En estos casos en los que es viable esta opción, la hipertrofia gingival desaparece con frecuencia.

El mejor manejo dental en estos casos es la prevención y esta pasa por aumentar las visitas al odontólogo. Además de debe aumentar la higiene y el número de cepillados dentales. Desde Cora Odontología te invitamos a que nos visites para ayudarte a corregir los problemas orales devenidos de este mal, así que si conoces a alguien o tú mismo estas ante esta situación anímate y visítanos.

Leer más

¿Qué es la «Lengua Geográfica»?

Las encías y el corazón están directamente conectados.

La posibilidad de tener inflamación, sangrado y sarro puede provocar problemas vasculares y cardíacos graves.

La sangre que fluye hacia las encías inflamadas y llenas de bacterias, regresa al corazón con su carga de estas bacterias que pueden adherirse a las arterias o válvulas del corazón.

Por lo tanto, es muy importante mantener una buena higiene bucal e ir al dentista al menos 2 veces al año, incluso si no tenemos dolor.

Según una encuesta publicada en octubre para la Organización de Consumidores Usuarios (OCU), el 23% de los españoles van al dentista solo por problemas que causan dolor, el 30% no va porque le da miedo y el 57% piensa que es demasiado caro.

Pero el consejo es ir al dentista porque no solo cura nuestra boca, sino que los dentistas tienen un papel importante en la prevención cardiovascular, que son la principal causa de muerte en España (30%). Los datos certifican que los pacientes con enfermedad de las encías tienen entre un 25 y un 50% más de riesgo cardiovascular. Los signos que debemos observar son sangrado, sensibilidad y movilidad dental.

Si notamos signos de este tipo, se debe realizar un examen dental, a veces una simple limpieza dental es suficiente, pero a veces puede ser algo más grave.

Leer más

¿Qué pasa cuando no tratas una gingivitis?

La enfermedad periodontal.

Cuando cursamos una enfermedad de las encías (gingivitis) y no la tratamos correctamente, puede evolucionar a un estado más complicado. 

La periodontitis es un estado de inflamación, que llega hasta la raíz del diente. En esta etapa, nuestras piezas dentarias empiezan a tener problemas en las estructuras de sostén del diente (periodonto). Cuando esto sucede, debemos de acudir al dentista para que nos realice un tratamiento periodontal. El cual podría incluir el curetaje y alisado radicular. Este tratamiento permite eliminar las bacterias que pueden alojarse bajo las encías y los depósitos de sarro y cálculos.

El curetaje y alisado radicular es el procedimiento por el cual se remueven los depósitos de cálculo supragingivales. Para la eliminación del cálculo, son necesarios el raspado y alisado radicular.

El alisado radicular es el proceso a través del cual se elimina el sarro residual que se encuentra enclavado y las porciones de cemento de las raíces que están contaminadas para conseguir una superficie limpia, dura y uniforme.

El objetivo del raspado y el alisado es recuperar la salud gingival, eliminando por completo los elementos que provocan la inflamación de las encías (placa, calculo y bacterias). Éste se realiza combinando la instrumentación sónica/ultrasónica con la instrumentación manual utilizando curetas, permitiendo a los tejidos blandos su reinserción.

Indicaciones:

Cuando los tejidos gingivales están sangrantes y edematosos (inflamados).
Si el paciente presenta sarro calcificado, cemento afectado.

Es posible que necesites curetajes y alisado radicular en tu boca completa o que simplemente la necesites en uno de los cuatro cuadrantes en los que se divide la boca. En Cora Odontología, con una exploración clínica y radiográfica determinaremos cual será tu necesidad.

Leer más

Relación entre obesidad y periodontitis

La obesidad y la periodontitis se encuentran entre las enfermedades no transmisibles más comunes.


Varios estudios epidemiológicos han revelado que la obesidad influye en el inicio y la progresión de la periodontitis. Ahora, una nueva investigación realizada en la Universidad Case Western Reserve de Estados Unidos y publicada en la revista científica British Dental Journal, indica que el aumento del índice de masa corporal, la circunferencia de la cintura, el porcentaje de grasa corporal subcutánea y los niveles de lípidos están asociados con un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad de las encías.

«Los mecanismos biológicos subyacentes de esta asociación implican citocinas derivadas de tejido adiposo, como el factor de necrosis tumoral α y la interleucina 6, que afectan al metabolismo de todo el cuerpo y contribuyen al desarrollo de una inflamación sistémica de bajo grado», precisa este estudio.

A pesar de la asociación entre las dos enfermedades, en la investigación se indica que la obesidad no afecta al tratamiento de la periodontitis. No obstante, es importante mantener un estilo de vida y un peso corporal saludable. Asimismo, es crucial llevar a cabo una buena higiene bucodental.

Leer más

Hábitos frecuentes que pueden estropear tus dientes

¿Qué hábitos terminan por estropearnos los dientes sin saberlo?

Morderse las uñas

Las bacterias que se encuentran en las uñas pueden provocar una infección local en la boca, y fisuras en los dientes, sobre todo en los incisivos.

Bebidas carbonatadas

El consumo abusivo de estas bebidas erosiona el esmalte.

Usar los dientes como herramientas

Destapar una botella o romper un hilo puede provocar fisuras en el diente.


Masticar cubitos de hielo.


Hacerlo frecuentemente puede fracturar o fisurar los dientes, y especialmente en los empastados o con corona.


Cepillado incorrecto


Recurrir a un cepillo excesivamente duro, utilizar demasiada fuerza o no esperar 20 o 30 minutos para cepillarlo puede dañar el diente.

 

Leer más